Conviértete en tu propio Papa Noel.

La bufanda para la abuela, comprada. Un juguete para el perro, también. Y tanto los libros para las tías por parte de tu madre por las que no sientes una gran simpatía como el videojuego para tu sobrino, han sido envueltos y están preparados para ser entregados en la fecha apropiada. Otro año más en [...]