Adrenalina a chorros en las antípodas.

Si tanta playa y naturaleza australianas te han cansado y estás harto de vacaciones tranquilas, no desesperes. Sydney tiene tantas formas de hacerte sudar adrenalina como deportes de riesgo puedes practicar. Pruébalos y no podrás quejarte de aburrimiento.   

  

 Si has decidido dar el salto a tierras australianas, no te pares y atrévete con las actividades extremas que te ofrece la ciudad de Sydney, no aptas para temerosos:   

Escalada del Sydney Harbour Bridge:   

Una experiencia única e inolvidable que te llevará a la cima de uno de los puentes más famosos del mundo. Harás una caminata por el arco más alto de la estructura de acero, dejando bajo tus pies la carretera y alcanzando los 130 m de altura, desde donde tendrás una vista panorámica de 360º inigualable.   

La duración es de 3 horas. Tendrás que ponerte un mono sobre tu ropa, llevarás unos auriculares a través de los que escucharás al guía e irás bien sujeto con arneses. Admiten niños mayores de 10 años y de 1,20 m de altura acompañados de un adulto. Se hacen salidas en grupos de diez personas, a intervalos de 10 minutos, y siempre con tiempo favorable. Su precio variará según se realice de día, pero ronda entre los 132 $A y los 217 $A.   

Escalada al puente de Sydney

Toma vista. Foto: David McGinlay

 

Navegación en Jet Boat:   

Súbete a una lancha rápida dispuesto a sentir a 75 km/h las crestas de las olas, giros inesperados de 270º e impresionantes frenadas durante 30 minutos recorriendo el puerto.   

Son lanchas amplias con capacidad para 15 personas. Admiten niños si superan el 1,30 m de altura y van acompañados de un adulto. No es recomendable para personas con problemas de cervicales o embarazadas. Diferentes empresas prestan este servicio pero en general su precio ronda los 47€ (65$A).     

Vuelo “Doors Off” en Helicóptero:   

La compañía Sydney Helitours ofrece una serie de vuelos, para los más intrépidos, en helicópteros sin puertas y con maniobras aéreas. Recorridos que sobrevuelan el puerto de la ciudad o combinados con la costa.    

La duración es de 25-30 min. Máximo tres personas por viaje para garantizarte un asiento de “ventanilla”. La edad mínima es de 12 años. No te ofendas cuando te pidan que te subas a una báscula, ya que los helicópteros tienen un límite de peso. El precio varía según la ruta pero se aproxima a los 300 $A e incluye recogida y regreso a su hotel, traslado al helipuerto, charla informativa, vuelo, fotografías (no puedes llevar tu propia cámara por seguridad) y bebidas de cortesía al finalizar.   

Buceo Xtreme con Tiburones:   

Tanto si eres un experto en inmersiones con botella como si nunca lo has probado, ahora tienes la oportunidad de hacerlo en un acuario de 5 millones de litros de agua rodeado de tiburones, tortugas marinas y rayas gigantes, ubicado en Oceanworld Manly.   

Existe un Programa Introductorio por 250$A que incluye formación teórica, prácticas en piscinas de entrenamiento y de acercamiento, buceo en el tanque principal de tiburones, y el certificado.  Y el Programa para Buceadores Certificados con más de 15 inmersiones o que han realizado alguna en los últimos seis meses, donde se les informa sobre los tiburones y las normas de seguridad a seguir, y a continuación se hace la inmersión por fases de acercamiento hasta llegar al acuario principal, por 185$A.   

Si aún quieres ir un poco más lejos apúntate al Programa de Alimentación de Tiburones y Rayas, y deja que tus amigos o familiares fotografíen o graben la experiencia desde el túnel de visión.   

Escualos con muchos dientes.

No les faltan dientes precisamente. Foto: SydneyAttractionsGroup

 

Paseo Skywalk por la Azotea de la Sydney Tower   

Si no sabes lo que significa la palabra vértigo esta actividad no te la puedes saltar. Durante una hora te deleitarás con las vistas que proporciona el edificio más alto de la ciudad, pasearás a 268 m sobre el nivel del mar (el equivalente a la Torre Eiffel) por una plataforma transparente de vidrio, mientras escuchas las explicaciones del guía. Te proporcionarán un traje especial y harás el recorrido sujeto con arneses. El precio para adulto es de 65$A y para niño de 50$A (debe ser mayor de 10 años e ir acompañado).   

Rápel en las Blue Mountains:   

A menos de dos horas de Sydney se encuentra la Región Blue Mountain, declarada Patrimonio de la Humanidad.   

La empresa High’n Wild, ubicada en la cercana localidad de Katoomba, dedicada a las aventuras de montaña, hace salidas con diferentes niveles de dificultad, para principiantes o niños con rápeles de 30 metros, pasando por los de 60 m, 125 m o verdaderas expediciones de siete horas de duración para experimentados en el tema, durante las cuales tendrás vistas de las Tres Hermanas, el Monte Solitario o el Valle Jamison. Sus precios oscilan entre los 99$A y los 299$A.   

Exploración de las Cuevas Jenolan:    

Las cuevas abiertas más antiguas del mundo, datadas en más de 340 millones de años. Conoce las profundidades de la tierra, fuera de los circuitos turísticos, únicamente con un frontal de luz en la cabeza.   

 Decide qué nivel de adrenalina quieres alcanzar:   

- The Plughole Tour, el básico, tras un rápel de 10 m, bajaras a 100 m de profundidad atravesando estrechos túneles, a lo largo de dos horas. Precio: 75$A   

- The Aladdin Cave, es una expedición para quien ha practicado alguna vez este deporte; implica también escalar, hacer travesía con cuerda, y arrastrarse por zonas húmedas y resbaladizas, durante tres horas.   Precio: 80$A   

- Mammoth Cave, es la sección más grande, pasarás seis horas por un extenso laberinto de cámaras de gran belleza y atravesarás ríos subterráneos. Precio: 175$A   

- Central River Cave, un viaje a la parte más profunda con dos rápeles, mucha escalada y 6 ó 7 horas por delante. Precio: 200$A   

Siempre acompañado de guía profesional, en grupos de 10-12 personas, proporcionándote ropa adecuada, casco y protectores, pero no calzado. La edad mínima de participación es de 16 años.   

Antes de embarcarte en cualquier deporte de riesgo, ¡no olvides hacerte un seguro de viaje que cubra este tipo de actividades!   

 

Irene Castro Bordallo   

Irene Castro Bordallo, experta en organización de eventos, une sus dos pasiones cuando viaja y plasma sus experiencias en sus cuadernos de viaje. Considera que viajar debería ser una asignatura obligatoria para romper barreras y abrir la mente empatizando con gente de  todo el mundo.



Artículos relacionados

¿Quieres sentirte como Mad Max?

Al igual que Mad Max, tu objetivo es digerir los kilómetros y kilómetros de asfalto de la Stuart Highway que te separan de la siguiente gasolinera, sin atropellar a ningún canguro. Ni Moisés vagó tantas horas por el desierto.

Todos los bichos que pueden picarte (y matarte) en Australia.

Cuando se repartieron los animales venenosos en el mundo, a Australia le tocó ración doble. Y también de animales sobrados de dientes afilados y mal genio. Te contamos lo que debes saber de los bichos peligrosos de las antípodas.

Añade un comentario