Como recorrer Mordor en autocaravana.

Si quieres seguir los pasos de Frodo y compañía en ”Señor de los Anillos”, no hace falta que recorras todo los escenarios de la película a pie. La mejor forma de ver Nueva Zelanda es subido en una autocaravana, lo cual te proporcionará una libertad total.

  Lo primero que debes saber. 

En Nueva Zelanda, al ser una colonia de la corona inglesa, se conduce por la izquierda y por tanto los vehículos llevan el volante en el lado derecho, por suerte los pedales no cambian. Los primeros días cometerás los clásicos errores como poner el limpiaparabrisas en vez de los intermitentes o golpear la puerta buscando la palanca de cambio. Es bueno guiarse por los coches que van delante de ti y no olvidar nunca que en las autopistas el carril rápido es el de la derecha. 

Es recomendable llevar el permiso internacional de conducción. Las agencias de alquiler no suelen pedirlo pero si te para la Policía lo requerirá. 

Autocaravana por el campo

Foto: Mistaluis

¿Qué autocaravana te conviene? 

Debes elegir en función de cuántas personas viajarán, de las prestaciones que deseas y del presupuesto que tengas. Existe una amplia gama de agencias (Explore More, Maui, Backpacker, Britz, Apollo, Kea, etc.) y de modelos. Una opción aconsejable por su relación calidad/precio es la agencia Backpacker, donde te ofrecen una autocaravana para dos adultos y un niño, con dos camas, frigorífico, cocina, fregadero y armarios, por alrededor de 63€/día (111$NZ). Si quieres algo más completo, con baño, ducha caliente, TV, dvd, y microondas, las Kea Campers dan buen resultado por 117€/día (207$NZ). Estos precios variarán en función de la temporada y del número de días. 

Suelen facilitar sábanas, edredones, almohadas, toallas, útiles de cocina y limpieza, bombona de gas, sillas y mesa de picnic, entre otros. Dependiendo de la agencia lo incluirán o lo cobrarán. 

El seguro de accidentes va a parte, es decir debes añadir entre 11 y 15€/día (20-28$NZ) o un depósito de unos 1135€ (2000$NZ) que te devolverán al final si no hubo ningún incidente. Y si entregas la autocaravana en una ciudad diferente te costará unos 113€ (200$NZ) más. 

Si tu presupuesto es muy limitado existe una opción llamada “relocation”. Consiste en trasladar la autocaravana entre dos localidades concretas y en unos días determinados, por un precio muy reducido. Esto ocurre porque la mayor parte de los conductores devuelven los vehículos en una ciudad diferente por lo tanto las agencias necesitan recuperarlos. Simplemente debes solicitar la lista de rutas y ver si te encaja. 

¿Dónde encontrarás información de carreteras y servicios? 

Pásate por uno de los Centros de Información al Visitante llamados “I-Site” que existen en todas las localidades, hay más de cien. Allí encontrarás una completísima documentación: mapas, guías de las ciudades principales, por regiones, de la oferta de actividades, de parques naturales, rutas de senderismo, hoteles, campings, áreas naturales donde acampar, gasolineras y puntos limpios, consejos sobre conducción, ubicación de supermercados y un largo etcétera, todo muy claro y práctico. 

¿Qué no debes olvidar antes de salir? 

Como recogerás la autocaravana normalmente en Auckland o Christchurch es aconsejable que te abastezcas de todo tipo de víveres, incluida el agua embotellada, en los supermercados antes de salir. Ya en ruta encontrarás lugares donde comprar y nunca te faltará de nada pero estarán más limitadas las opciones y los horarios de compra. 

La distancia más larga entre una población y otra no pasa de unas horas de viaje pero siempre hay que ir atento al depósito de gasolina, o ser muy previsor y calcular sobre plano las gasolineras que encontrarás. Comprueba también el tanque de agua. 

Decide dónde pasarás la primera noche y qué distancia hay; los primeros días se circula más lento y puedes despistarte de la ruta. Generalmente las indicaciones son muy buenas y no hay tantas carreteras como para perderse. 

Vista de Nueva Zelanda

Foto: Irene Castro Bordallo

¿Dónde puedes parar a dormir? 

Puedes hacerlo casi en cualquier parte, mientras respetes las señales de prohibición para caravanas que suelen estar en la playa, en los parkings y poco más, podrás, si estas en un núcleo urbano, aparcar incluso en una zona residencial. Los vecinos no se quejarán si respetas el entorno, el descanso y no ensucias, algo que además esta penado con una fuerte multa. 

Si decides dormir en un camino o adentrarte en la naturaleza ten presente los mismos consejos, e infórmate y pon especial atención si es una zona de animales salvajes. En cualquier caso no olvides nunca no dejar huella de tu paso. 

Aunque Nueva Zelanda es un país muy seguro hay quien prefiere pasar la noche en sitios vigilados, como puede ser uno de los múltiples campings, donde además disfrutarás de los servicios de baño, ducha, electricidad e internet, por un precio medio de 19€/noche (35 $NZ). U optar por una parada o acampada dentro de una de las áreas estatales protegidas llamadas “Conservation Campsites” a un precio más reducido y que presta también los servicios básicos de higiene. 

¿Cómo organizar los temas de limpieza? 

A la hora de lavar la ropa encontrarás lavanderías en las zonas comerciales. El sistema es de autoservicio; lavadoras y secadoras por monedas (1$NZ/ 40 min.) que tú mismo programarás sencillamente. Aprovecha ese tiempo para hacer la compra. 

En cuanto a la autocaravana, el agua sucia del fregadero podrás tirarla por una alcantarilla. Y si debes limpiar los depósitos del baño tendrás que acercarte a uno de los puntos limpios que suele haber a las afueras de las ciudades o en los campings. Allí mismo podrás rellenar el tanque de agua. Haz lo mismo con los restos de basura ya que los contenedores son privados y no están en la calle aunque si podrás encontrar papeleras de cierto tamaño. 

Teniendo todo esto claro solo te queda abrirle paso a la improvisación y, de vez en cuando, recargar pilas en una de las famosas y magníficas termas de agua caliente volcánica. 

 

Irene Castro Bordallo 

Irene Castro Bordallo, experta en organización de eventos, une sus dos pasiones cuando viaja y plasma sus experiencias en sus cuadernos de viaje. Considera que viajar debería ser una asignatura obligatoria para romper barreras y abrir la mente empatizando con gente de  todo el mundo.



Artículos relacionados

Adrenalina a chorros en las antípodas.

Si tanta playa y naturaleza australianas te han cansado y estás harto de vacaciones tranquilas, no desesperes. Sydney tiene tantas formas de hacerte sudar adrenalina como deportes de riesgo puedes practicar. Pruébalos y no podrás quejarte de aburrimiento.        

¿Quieres sentirte como Mad Max?

Al igual que Mad Max, tu objetivo es digerir los kilómetros y kilómetros de asfalto de la Stuart Highway que te separan de la siguiente gasolinera, sin atropellar a ningún canguro. Ni Moisés vagó tantas horas por el desierto.

1 respuestas para “Como recorrer Mordor en autocaravana.”


  1. Blanca Castillo - 24 de febrero de 2011 a las 14:12

    Hola me ha fascinado este viaje. Me podriaís mandar mas información, ya que yo lo haría desde Madrid (ESpaña) y un poco en lo económico.

    gracias



Añade un comentario