12 consejos para pasar 12 campanadas en Nueva Orleans.

Napoleón Bonaparte vendió Nueva Orleans a los EEUU, y de la fusión se creó el alma de América gracias a su cultura criolla, su jazz, y su ’savoir vivre’. Renacida de sus propias aguas, hoy en día es uno de los mejores destinos para pasar la Nochevieja.

 

Nueva Orleáns es uno de los destinos principales para los propios viajeros norteamericanos, lo guardan como una joya ya que es un lugar que mantiene su propia identidad y es fuente de inspiración artística constante. Pero si quieres disfrutar el doble visítala durante los últimos días del año siguiendo estos doce consejos:

1: No huyas rápidamente del Aeropuerto Internacional Louis Armstrong.

El arte es una nota constante y por ello no puedes marcharte del aeropuerto sin contemplar la excepcional colección valorada en cerca de un millón de dólares que reúne pinturas, esculturas, fotografías y técnicas mixtas representativas del trabajo de los artistas locales. Se encuentra repartida por las terminales y destacan los murales donde podrás reconocer a grandes leyendas de la música como Charlie Parker o Miles Davis. Pide el folleto explicativo.

2: Elige el autobús para llegar a la ciudad.

Existen varias compañías que por aproximadamente 12 $ recorren los 18 km que lo separan. También los propios hoteles tienen un servicio de “bus shuttle” concertando la hora. Compartir taxi con otros viajeros no es tan rentable, el precio oscila según el número de pasajeros. El precio mínimo para dos personas es de 30 $, si sois cuatro hay que añadirle 12 $ por pasajero extra. Si en cambio has pensado alquilar un coche puedes dejarlo en tu hotel, si está céntrico te cobrarán 40 ó 50 $/noche y si te alojas a las afueras será gratuito; o bien optar por los aparcamientos públicos de los barrios colindantes al centro, por ejemplo en Howard Ave. Su precio alrededor de 20 $ incluye un servicio de “shuttle” a puntos céntricos.

Músicos de jazz en Nueva Orleans.

Foto: Rickz

3: Alójate en el Barrio Francés.

Encontrarás el verdadero ambiente. Aunque tampoco esta nada mal el Central Business District con sus galerías comerciales y el famoso Casino Harrah’s. Desde ambos llegarás a pie a cualquier punto principal la concurrida Nochevieja.

4: Imprescindible un recorrido a pie por el epicentro cultural y festivo.

En el Barrio Francés descubrirás arquitectura colonial española del siglo XVIII ubicada en calles con nombres como Real o de San Felipe. Recórrelas todas tomando como eje central la Calle de Borbón más conocida como Bourbon St. Tampoco debes perderte la Catedral de St. Louis, Jackson Square, Canal St., la rivera del río Mississippi  llamada Moonwalk, y el Parque Louis Armstrong, ya en el barrio de Tremé. Y no olvides contemplar la gran variedad de balcones que adornan las calles.

5: Compra los Cd de las bandas musicales.

Comparten su arte en plena calle y a todas horas con quien quiera escucharlos, y normalmente son tantos los que quieren que abarrotan las aceras y pueden llegar a cortar el tráfico. No lo dudes y dedica un tiempo a saborear esos momentos, encontrarás verdaderos maestros. Cuando vuelvas a escucharlos te transportarán a esta magnífica ciudad.

6: Prueba la cocina “cajún”.

Encontrarás gran variedad de platos ya que la cocina local se nutre de influencias francesas, mejicanas e italianas, pero no sabrás lo que es hasta que pruebes el arroz con alubias jambalaya y el gumbo de marisco. Un buen sitio para hacerlo es el restaurante Pat O’Brien’s en Bourbon St. y así podrás acompañarlo del cóctel  Hurricane típico de la casa. Prueba también las ostras picantes o los sándwiches Po’boy. Al atardecer es un buen momento para degustar los dulces “beignets” acompañados de un chocolate caliente en el concurrido Café du Monde. Eso sí no te sorprendas de la cola que se genera para conseguir una mesa, lo bueno es que hay mucho movimiento y no esperarás demasiado.

7: Disfruta de los peculiares transportes de la ciudad.

Relájate con un recorrido en barco por el Mississippi, en carruaje de caballos por Royal St o en el Tranvía de St Charles Ave para ver las mansiones del Garden District.

Música callejera de Nueva Orleans

Foto: Irene Castro

8: Cena en Nochevieja en JAX Brewery.

Elegir fiesta no será un problema porque la fiesta está en todas partes. Se organizan en los propios hoteles, en los restaurantes, en los locales de jazz, pero si quieres estar en el ojo del huracán una buena opción es Pat O’s On the River en el edificio JAX Brewery, situado en Decatur St. en cuya azotea todos los años colocan la figura de un niño en representación al nuevo año, y se dan oficialmente las doce campanadas o cuenta atrás.  Su precio ronda los 150 dólares e incluye cena buffet, bebidas y cotillón pero no las propinas que acostumbran a dar a los barmans. La fiesta dura cuatro horas. Pero si prefieres improvisar, el ambiente no te faltará ni lugar donde comer algo de manera informal, eso sí cárgate de paciencia ante las aglomeraciones porque no serás el único.

 9: Haz la cuenta atrás el día 31 junto a la orilla del río Mississippi.

Únete al gentío en la zona de Jackson Square para contemplar en primera línea los magníficos fuegos artificiales que inauguran el año nuevo.

 10: Recorre Bourbon St después de media noche.

Los locales estarán bastante llenos pero el espectáculo esta en la misma calle donde se repite el fenómeno del Mardi Grass (carnaval) y los hombres reclaman desde los balcones que las mujeres se descubran el pecho recompensándolas con unos vistosos collares de bolas que les lanzan. Los locales de calidad los puedes encontrar en Frenchmen St. con actuaciones en directo gratuitas.

11: El 1 de enero asiste al Allstate Sugar Bowl.

Ya días antes los seguidores de este partido de fútbol americano universitario se hacen notar paseándose con las camisetas de los equipos finalistas y bebiendo al pie de los escenarios montados para su celebración.

12: Es la hora de los souvenires únicos.

Un muñeco de vudú, una cabeza disecada de aligátor, o una máscaras de carnaval dejarán con la boca abierta a cualquiera.

Irene Castro Bordallo

 

Irene Castro Bordallo, experta en organización de eventos, une sus dos pasiones cuando viaja y plasma sus experiencias en sus cuadernos de viaje. Considera que viajar debería ser una asignatura obligatoria para romper barreras y abrir la mente empatizando con gente de  todo el mundo.



Artículos relacionados

¿Quieres conocer a “Elvis Presley”?

Cada 16 de Agosto, el ritmo de las canciones de Elvis Presley congrega en Graceland (Memphis) a miles de seguidores dispuestos a rendir homenaje al Rey en el aniversario de su muerte… Y a cientos de clones sin talento vestidos como él.

Siéntete como un niño en Nueva York.

¿Quieres volver a la infancia? En Nueva York tienes la oportunidad. A nadie le sorprenderá que te subas como Tom Hanks al piano que aparece en la película "Big", o que comas M&M's hasta reventar. Y si tienes hijos y les llevas, prepárate para no dormir...

Añade un comentario