Se buscan controladores aéreos que no sean unos terroristas.

Atrincherados en el hotel Auditorium de Madrid, los controladores aéreos en huelga se tapaban la cara con la ropa ante los periodistas como vulgares terroristas. ¿Y por qué no nos sorprende? Un terrorista es el que utiliza medios ilícitos para alcanzar sus objetivos a través de la propagación del terror.

Su huelga salvaje, sin servicios mínimos, en un comienzo de puente, ha conseguido su propósito; convertir a los ciudadanos en sus rehenes en la pugna por el mantenimiento de sus privilegios oligárquicos. Porque no olvidemos que eso es lo que hacen los terroristas, secuestrar a los inocentes.

Con el tráfico aéreo cerrado sobre toda la península, más de 600.000 viajeros se han quedado en tierra sin poder llegar a su hotel en la playa, a la boda de su mejor amigo, a esa reunión de negocios crítica para su empresa, a abrazarse con su hermano. Las compañías aéreas han perdido millones de euros, la economía española se resentirá por el golpe a la imagen de un país que vive en una gran parte del turismo.

España está en estado de alarma y los aeropuertos bajo control militar. ¿Y cuál es la radiografía del colectivo que ha organizado todo este caos?

Se trata de escasamente unos 2.400 funcionarios públicos de AENA cuyos sueldos medios se encuentran en los 350.000 euros al año, los mejores pagados de Europa. Tienen un trabajo fijo y por lo tanto no pueden ser sujetos al despido, trabajan cuatro días sí y dos no, con 45 días laborables de vacaciones, y la “increíble” preparación que hace falta ostentar para optar a un puesto de controlador aéreo es meramente un curso de 18 meses. ¡La profesión que llega a pagar hasta 970.000 euros al año se aprende en 18 meses!

La portavoz de los controladores, (y la única que dio la cara), lloriqueando y haciendo pucheros en antena, se refería a la “esclavitud” en la que se ha convertido el aeropuerto bajo control militar. Recordemos a la tierna e impresionable señora que el control militar se produjo como consecuencia del abandono masivo de los controladores a causa de una oportuna y misteriosa enfermedad, que se extiende como el Ébola, pero sólo afecta a controladores aéreos y no requiere internamiento en un hospital. Y pretenderán que sintamos pena por ellos.

¿Os imagináis una huelga efectuada del mismo modo en otros colectivos? Si los médicos en bloque y con los guantes puestos decidieran dejar de atender a moribundos en urgencias, si la policía desapareciese masivamente de las calles, ¿o si los bomberos jugasen al poker en el hotel Auditorium en lugar de atender los incendios? En todos estos casos cundiría el pánico. Al igual que con la alegórica enfermedad de los irresponsables que nos ocupan.

Por todo esto es imprescindible que este desplante a los ciudadanos, esta rabieta de niño malcriado que quiere más juguetes, les acarree consecuencias. Ante el juez no se podrán tapar la cara como hacen ante nosotros.

Y si se inhabilita y condena a prisión a algún controlador, ¿quién se animaría a hacer el cursillo y cobrar aunque solo fuera una fracción de este meteórico sueldo?

Otros artículos

Brujas romántico: Deja a la suegra en casa.

Brujas, en el noroeste de Bélgica, es sin duda uno de los rincones más románticos de toda Europa. Una escapada perfecta para disfrutarla con la pareja, eso sí, asegúrate de que las suegras se quedan en casa. Haznos caso.      

La Ruta 66, donde el óxido es negocio.

La carretera que permitió el éxodo hacia el oeste en la gran depresión americana se ha reinventado a si misma como imán de nostálgicos y cazadores de recuerdos. Engullir millas por su asfalto supone asomarse al verdadero alma del país de las barras y estrellas.

4 respuestas para “Se buscan controladores aéreos que no sean unos terroristas.”


  1. Yo - 5 de diciembre de 2010 a las 00:06

    El dia que se limpien el culo con tus derechos como trabajador veremos si no te quejas como han estado haciendo los controladores hasta llegar al extremo de hacer lo que hicieron ayer.

  2. Anonimo - 6 de diciembre de 2010 a las 04:21

    A ver si nos informamos un poco antes y nos dejamos de envidias. Bien es cierto que la huelga ha sido excesiva y en un momento clave, pero aquí la rabieta de la gente viene por los sueldos de los controladores y nadie se da cuenta de los derechos que les estan quitando, de las bajas que tienen que recuperar mediante horas de trabajo, cuando tenemos toda una panda de politicos que no trabajan ni una cuarta parte y cobran lo mismo, aunque contra esos no carga nadie, es mas facil atacar a los controladores porque han estropeado las vacaciones a unos cuantos…

  3. J. - 6 de diciembre de 2010 a las 11:58

    A ver si sacan plazas. ¡Yo me apunto seguro!

  4. Tribunal Penal - 13 de diciembre de 2010 a las 17:46

    Para anónimo: Los políticos están sometidos al dictamen de las elecciones por lo que se les puede echar, (cosa que no afecta a los controladores) sus sueldos son mucho menores que los controladores, y hay que ser imbécil para decir que nadie ataca a los políticos.



Añade un comentario