Paso a paso por Toronto sin congelarse.

Toronto emerge del frío para proclamarse como una de las ciudades más cosmopolitas de Norteamérica. La ciudad tiene absolutamente de todo… y sus habitantes están menos locos que en EEUU.  ¿Suena bien no?  

   

Toronto es una de esas ciudades que atrapan. Y es que esta metrópoli combina naturaleza, edificios del siglo XIX y los más modernos rascacielos. El más claro ejemplo de esto es la mítica CN Tower, el símbolo de esta ciudad canadiense que, aunque no es la capital del país, sí que es la más habitada. Desde la mencionada CN Tower se ve “Torontontero”, ya que desde el mirador situado a 447 metros se puede contemplar toda la ciudad e, incluso, en días despejados, se llegan a ver las Cataratas del Niágara.  

Y a tan solo unos metros de esta construcción se encuentra el Rogers Centre, el centro deportivo más importante de la ciudad, donde además se celebran todo tipo de eventos. El otro centro deportivo más importante es el Hockey Hall of Fame, donde se disputan los partidos del deporte protagonista de este país.  

Alejándonos un poco del centro no terminan de aparecer elementos turísticos. Un ejemplo de ello es la Casa Loma, un castillo-museo finalizado en 1914, y construido para imitar el Frontenac de Québec. Se puede visitar su interior, aunque con el impedimento (o la ventaja, según se mire) de que es obligatorio contratar un guía, y sólo los hay angloparlantes. Algo muy parecido ocurre en el Parlamento.  

La CN Tower de Toronto

Foto: Ian Muttoo

 

Donde no es necesario ir acompañado de un guía es en los museos que hay desperdigados por la ciudad. De todos, los más importantes son el Royal Ontario Museum (conocido como ROM) y el Art Gallery of Ontario (o AGO). Mientras el primero se dedica al arte más antiguo, a las civilizaciones y a la historia natural, el segundo se centra más en lo moderno y lo contemporáneo.  

Y dejando a un lado los museos, si lo que te gusta es pasear y disfrutar de los paisajes y la naturaleza, tienes varias alternativas. La primera de ellas es ir a uno de los muchos parques que habitan la ciudad. El más grande e importante de todos es High Park, en el que puedes dejar de escuchar el ruido de la ciudad mientras caminas por la orilla de su lago, mientras te preguntas quién vivirá en sus mansiones o mientras te comes una ensalada de fruta viendo a las familias jugar a otro de los deportes nacionales, el béisbol. Pero sin duda el parque favorito de los universitarios, quizás por la cercanía de la Toronto University, es Queen’s Park, donde las ardillas y los estudiantes conviven en armonía.  

Pero si los parques se te quedan pequeños, puedes ir a por los barrios. Como el Harbourfront o barrio del puerto, que cuenta con unas vistas estupendas. Es en esta zona donde se cogen los ferrys que te trasladan a la Toronto Island, otro de los imprescindibles de Toronto, sobre todo en verano. Porque es en esta época cuando el pequeño parque de atracciones funciona. Si no, siempre puedes perderte en su naturaleza.  

Zapato perdido en Noria

Foto: Mute

 

Otro de los barrios más turísticos de la ciudad es Chinatown. En él se pueden encontrar gran cantidad de tiendas de regalos donde hay verdaderas gangas. Y si lo que quieres es comprar a un nivel un poco más alto, el centro comercial más importante de Toronto es el Eaton Centre: 150.000 metros cuadrados, 330 tiendas y cinco pisos albergados en un moderno edificio con una cúpula de cristal. Y esta es una de las cosas que se pueden encontrar a lo largo de Yonge Street, la calle más larga del mundo (con 1.896 km), que atraviesa la ciudad.  

En cuanto al ocio, varias son las alternativas que ofrece Toronto. Las más originales son el Canada’s Wonderland, un gran parque de atracciones situado a las afueras, que hará fluir toda tu adrenalina. Pero si lo que buscas es un plan un poco más tranquilo, otra opción es visitar el Toronto Metro Zoo, rodeado de naturaleza, y con unos paisajes que, sobre todo en otoño, te sorprenderán. Porque en realidad, respecto a los animales, este zoo deja bastante que desear (más de la mitad o están escondidos, o realmente no existen).  

Si lo que te apetece es vida nocturna pura y dura, existen gran cantidad de pubs en los que descubrir cómo se divierten los “torontonians”. Un ejemplo es el Madison Avenue Pub, donde se fabrica una cerveza casera que puedes degustar en cualquiera de sus salas, escuchando música de guitarra o de piano en directo, o en sus terrazas, caldeadas gracias a las estufas exteriores. Imprescindibles en este clima.  

  

Ana Isabel González  

 Ana Isabel González estudia Periodismo, y a su pasión por escribir se suma su pasión por viajar. Su sueño es conocer los cinco continentes, y llegar a vivir en África, pero ser estudiante no le deja ni tiempo ni dinero para viajar.

 

Otros artículos

24 horas en el caos de Marrakech.

Cobras danzarinas, saltimbanquis y puestos de comida. Ninguna inmersión en las calles de Marrakech sería completa sin vivir de cerca el imparable trasiego de la plaza Jemaa El Fna. Y un turista avispado hará un máster gratuito en regateo.

Los 5 errores más comunes a evitar en la India.

La India es una cosa y a su vez, la contraria. Hermosa y horrible, amable y cruel, espiritual y materialista. Este lugar no parece otro mundo, ES otro mundo. Aquí te ayudamos con los 5 mejores consejos para que evites los errores más comunes, pero a la vuelta de la esquina te esperan muchos más...

2 respuestas para “Paso a paso por Toronto sin congelarse.”


  1. Juan Antonio Cantos - 4 de septiembre de 2010 a las 19:27

    Saludos, me ha gustado mucho tu artículo sobre Toronto. Tiene mucha calidad , es claro y agradable de leer. Enhorabuena. Sigue así. Especialmente me ha hecho mucha gracia lo de tu mención a lo de “torontontero” -supongo lo dirías como referencia a cierto famoso chiste… Jejeje… -

  2. Elena - 25 de septiembre de 2010 a las 21:15

    Hola, tu artículo es muy interesante. Próximamente iré a Canadá, tal vez en Dic. pero quisiera me aconsejaras qué llevar para prepararme para el frío. Soy de la Ciudad de México y no he experimentado esas temperaturas que dicen bajan mucho más de – 10 grados.

    Gracias de antemano.

    saludos.



Añade un comentario