¿Conoces las 5 leyendas irlandesas más curiosas?

¿Sabes por qué hay tantos castillos en Irlanda? ¿Por qué el trébol aparece representado en todos sitios? ¿Y qué diablos es un leprechaun? ¡No te preocupes! Te prometemos que leyendo este artículo sabrás todas las respuestas.

1) ¡Atrapa a un leprechaun! (¡¿Un qué?!)

Entre los seres mitológicos más destacados de la antigüedad irlandesa, se encuentran los leprechauns que habitaban la isla, en esencia un tipo de duende que compartía la naturaleza junto con otros seres mitológicos. Los Leprechaun fabrican o arreglan zapatos, y se dice que son muy ricos, ya que custodian muchas vasijas de barro llenas de tesoros que fueron enterradas en periodos de guerra. Según la leyenda, si alguien logra fijar la mirada sobre un leprechaun, éste no puede escapar y te tiene que dar sus tesoros, pero en el momento en que se retira la mirada desaparece. ¡No pierdas de vista a este pequeño billete de lotería!

Trebol de cuatro hojas

Foto: Umberto Salvagnin

2) Los tréboles (de tres hojas).

No es de extrañar que los tréboles sean un símbolo icónico de Irlanda. Según la leyenda, son considerados una planta sagrada debido a que sus hojas formaban una tríada, y el número 3 era un dígito místico en la religión celta. Cuando llegó la religión cristiana a la isla, los tréboles volvieron a tomar un papel importantísimo ya que se dice que San Patricio cristianizó la isla gracias al trébol. Debido a que un trébol de 3 hojas parece una cruz y además, cada hoja simboliza a la Santísima Trinidad, (Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres formas en una sola persona), este símbolo fue utilizado para cristianizar a la isla.

3) ¿Por qué hay tantos castillos en Irlanda?

Sorprende que en un territorio tan pequeño haya tantas fortalezas, pero quizás extrañe menos al saber que Eduardo VI prometió una donación de 10 libras a todo aquél que construyera un castillo porque quería reforzar las fronteras de su reino. Los castillos Irlandeses esconden todo tipo de secretos, traiciones y asesinatos, pero también algunos elementos menos morbosos; si se quiere obtener el don de la elocuencia hay que besar la piedra de Blarney (Castillo de Blarney, sur de Irlanda) ya que según la leyenda, si se besa esta piedra se obtiene este preciado don. El único problema es que para besarla hay que mantener una postura algo incómoda, ya que es necesario sentarse e inclinarse hacia atrás sobre el vacío para poder tocar con los labios la mítica piedra. Aunque ahora la colocación de unas barras salvavidas en las que poder sujetarse convierten la tortícolis en el único riesgo real, antes se corría verdadero peligro como precio por obtener la valiosa elocuencia.

Besar la Blarney Stone

Foto: Katie Sharpe

4) San Patricio, un santo “celestino”.

San Patricio es famoso por sus buenas obras, una de las cuales se inició con la queja de Santa Brígida al santo porque consideraba injusto que las mujeres tuvieran que esperar a que un hombre se las declarase. Por este motivo, San Patricio ‘solucionó’ el conflicto concediendo un día para que las mujeres pudieran declararse a los hombres, y fue tan generoso que propuso el 29 de febrero, así que cada 4 años se puede ver a alguna mujer arrodillándose y declarándose para pedir la mano. Para ello no es de extrañar que utilicen el anillo de Claddagh, un anillo tradicional irlandés que se entrega como símbolo de amistad o como anillo de compromiso. El anillo muestra dos manos entrelazadas que agarran un corazón con una corona sobre ellos. Se dice que el corazón corresponde al amor, las manos a la amistad y la corona a la lealtad. Según la tradición, dependiendo de cómo se lleve el anillo tiene un significado u otro;

-En la mano derecha con el corazón apuntando hacia fuera significa que la persona no mantiene ninguna relación, sin embargo si está apuntando hacia el cuerpo, esta persona tiene su corazón ocupado.

-En la mano izquierda, si el anillo está apuntando hacia el exterior significa que la persona está comprometida, cuando la persona está casada el anillo está apunta hacia el cuerpo.

5) Y por supuesto… el origen de su pasión por la cerveza.

Por todos es conocida la afición de los irlandeses por el alcohol y a la música, por eso es habitual encontrar cada día a un grupo de música tradicional en algún pub irlandés, donde no sólo se canta y se baila, sino que a veces se cuentan leyendas mitológicas como la historia del Diluvio Universal desde el punto de vista de Irlanda. Según se cuenta, el diluvio afectó a la isla de tal manera que la despobló, y las primeras personas que volvieron a poblar la isla fueron un cervecero y un distribuidor de bebidas alcohólicas. Desde el punto de vista actual, esta historia suena incluso plausible.

Pilar Valero es directora del centro de búsqueda de cursos y trabajo en el extranjero Cevex, y especialista en todo lo relativo a Inglaterra e Irlanda.



Artículos relacionados

Vale, ya conoces Dublín. ¿Y ahora qué?

Sencillo; te puedes quedar bebiendo cerveza en Temple Bar, o puedes conocer los verdes alrededores de la capital de Irlanda. Aunque dada la cercanía de la ciudad del Liffey a las excursiones que te proponemos, ¡puedes seguir estas rutas desde Dublín de día y beber Guinness de noche! No diréis...

“Templo” y “bar” son sinónimos en Dublín.

Dice mucho del carácter irlandés el hecho de que todo un barrio de Dublín lleve el nombre del primer pub de la zona, el Temple Bar. Ya que tomar una pinta de Guinness en los bares de Temple Bar es una religión para los dublineses, nosotros te vamos a llevar de peregrinación.

Esta entrada ha sido cerrada a comentarios.