Conviértete en tu propio Papa Noel.

La bufanda para la abuela, comprada. Un juguete para el perro, también. Y tanto los libros para las tías por parte de tu madre por las que no sientes una gran simpatía como el videojuego para tu sobrino, han sido envueltos y están preparados para ser entregados en la fecha apropiada. Otro año más en la que hemos cumplido con las expectativas de nuestra cultura y las esperanzas de la economía nacional.

¿No crees que te estás olvidando de alguien?

¡Exacto! Falta tu regalo a ti mismo. Este es el momento para planificar ese viaje que llevas queriendo realizar durante años. China, Egipto, Argentina, Vietnam… El nuevo año está a tus pies. ¿Por qué postergarlo?

-“Pero es que no tengo dinero”. Si la crisis te ahoga, recuerda que tienes 12 meses enteros para ahorrar lo necesario para irte de viaje. Además no es necesario viajar a las antípodas, un buen viaje puede tener lugar en tu país vecino. Con los precios de los vuelos bajando, los costes por alojamiento recortándose por las vacantes, y los tipos de interés en retirada, ni siquiera la hipoteca es una buena excusa.

-“No puedo tomarme vacaciones”. Salvo que seas un trabajador forzoso en una mina de diamantes, te corresponderán días de vacaciones acordes a la legislación laboral de tu país de residencia. Con un mínimo de planificación puedes aprovecharlas.

-“No puedo dejar a mis hijos/parientes solos en casa”. Perfecto, pues llévalos contigo.

En Viajeros Anónimos somos conscientes de que la única terapia efectiva para superar la adicción a viajar, es viajar más. Y si Santa Claus no cumple con su cometido, vas a tener que tomarte la justicia por tu mano.

Otros artículos

Las 7 ciudades mejor conservadas del Imperio Romano.

Si algo amaban los romanos más que las sandalias de esparto, era conquistar nuevos territorios. Y vaya si lo hicieron. Sin embargo, ante las ruinas causadas por el paso de casi veinte siglos, es difícil imaginarse la grandeza de sus ciudades. Para combatir eso, te llevamos a los 7 lugares romanos...

¡Bienvenidos, viajeros!

Lo creas o no, te conocemos. Sabemos cómo eres. Nos referimos a ti, trabajando en tu cubículo y soñando con una tumbona en Isla Mauricio. O a ti, estudiante que espera ávidamente al verano para tomar de nuevo la mochila al hombro y alcanzar los confines de Europa. O a ti, que sentada en tu...

Añade un comentario